Aprendiendo en tiempos de pandemia

Escrito por MA. YOLANDA HERNÁNDEZ BUCIO. Facultad de Contaduría y Ciencias Administrativas, UMSNH.
Visto: 173

Elia Pellegrini, Brown and black textile on Brown wooden table, fotografía tomada de https://unsplash.com/photos/MSpFr8sETjc

Hablar como mujer de los tiempos que de confinamiento que estamos viviendo, es hablar de una nueva experiencia y aprendizaje, ya que nunca se hubiese imaginado que un día se viviría una etapa tan difícil como la que nos está tocando vivir como humanidad.

Esta “cuarentena” se considera que ha sido una etapa de mucho aprendizaje, donde se ha aprovechado la unión familiar y valorar la liberad que tenemos y que subestimamos, porque ahora que nos toca aislarnos en nuestro hogar, se puede apreciar la libertad que se tiene para acudir a los lugares donde desarrollamos alguna actividad como: trabajo, compras, esparcimiento, entretenimiento, convivencia, en fin. De pronto y sin más, se nos coartó nuestra libertad, ya que de no resguardarnos habría consecuencias negativas, por lo tanto, nos tuvimos que disciplinar y seguir indicaciones de salud, ya que de antemano se advirtió que de no seguir dichas indicaciones, estaríamos atentando contra nuestra salud, motivo por el cual nos vimos obligados a obedecer las instrucciones indicadas, que por cierto fueron sencillas.

El hecho de pasar más tiempo en nuestro hogar se pudo aprovechar para tener mejor comunicación con nuestros seres queridos, para tener otras actividades que el ajetreo diario no nos permite, porque de pronto cada miembro de la familia tiene diferentes roles, horarios y actividades dentro y fuera del hogar.

También nos pudimos percatar de la importancia que es tener un gobierno responsable y coordinado que haga correctamente la función de informar a la población sobre lo que está aconteciendo en nuestro país, en nuestro estado y en nuestro municipio, respecto de la pandemia, porque se pudo ver que dicho problema de salud rebasó a la autoridad de todos los niveles de gobierno y que tristemente no está preparada para un problema como el que se vive, porque es desconcertante estar mejor informado al respecto, lo que pasa en nuestro país y en otras partes del mundo, por noticias extranjeras, por lo tanto, un aprendizaje directamente en este sentido, es razonar el voto y analizar correctamente a quién elegimos para que sean nuestros representantes populares y a quién entregamos las riendas de la nación.

Otro aprendizaje fue el poder ordenar el hogar y deshacerse de muchas “cosas” que ya tuvieron una utilidad y que ya no se necesitan, pero que sí siguen ocupando un lugar, por lo que más tiempo en el hogar, permitió hacer limpieza profunda, haciendo espacio para lo útil y de esa manera darle un giro y una energía diferente al hogar, haciéndolo más grato y confortable. También otro aprendizaje lo ha sido la meditación, ya que, con tanto tiempo y silencio, se puede dar la oportunidad de un viaje a nuestro interior, dando la oportunidad de conocernos a nosotros mismos, lo cual ha resultado de mucha utilidad, usando como herramienta la lectura de libros que apoyan al respecto, así como audios de autoayuda.

Otro aprendizaje como docente fue adaptarnos a las clases en línea y aprender nuevas herramientas de trabajo, donde la adaptación y la voluntad de hacer bien las cosas en favor de nuestra institución y de nuestros alumnos, nos permitió concluir favorablemente nuestros programas y la aplicación de exámenes, así mismo dichas herramientas han hecho posible continuar con nuestro quehacer académico, ya que la pandemia no nos ha detenido como universitarios, porque hemos tenido reuniones con nuestros cuerpos académicos, cursos, información de toda índole y hasta exámenes recepcionales, lo cual resulta interesante e innovador.

Sin embargo y pese a todo el avance de la tecnología, se extraña la convivencia con nuestros compañeros docentes, el bullicio que se genera en nuestra universidad, con toda la comunidad universitaria; el ir y venir a nuestras actividades como docentes, las clases presenciales, observar los rostros de nuestros alumnos y darnos cuenta directamente sólo por la observación a sus rostros, si están o no aprovechando la clase, ya que considero que nunca será lo mismo las clases presenciales que en línea, pues una característica como seres humanos es la convivencia entre nosotros, ese diálogo directo que se genera en las aulas realmente se extraña.

Estos tiempos de pandemia realmente nos han enseñado que somos parte de una sociedad; que cada uno de nosotros es importante y que tenemos un lugar especial en ella; que todos nos ayudamos mutuamente con los servicios que prestamos y que debemos rescatar valores como la tolerancia, el respeto, la amistad, el amor, etcétera, porque la pandemia nos ha enseñado, que el aislamiento por tanto tiempo, no es sano, porque nacimos libres y politicones.

Ojalá que otro aprendizaje que nos enseñe esta pandemia sea el mejorar como personas y aprender a cuidar y respetar la naturaleza, entender que tenemos sólo este planeta y que es nuestra responsabilidad tomar acciones que preserven el medio ambiente, no sólo para esta generación que nos está tocando vivir esta extraña etapa, si no también pensando en las futuras sociedades donde se les pueda heredar un mejor mundo, porque se lo merecen.

En conclusión: este tiempo de aislamiento por la pandemia ha sido una magnífica oportunidad para desarrollar habilidades que desconocíamos tener, ha sido un tiempo de mucho aprendizaje, que nos ha permitido crecer como personas y como profesionistas, así como darnos cuenta de cuánto tenemos para compartir, la necesidad que tenemos todos de todos y la necesidad de adaptarnos a los tiempos modernos.


 

MA. YOLANDA HERNÁNDEZ BUCIO

Facultad de Contaduría y Ciencias Administrativas

Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

Víctor Hugo Cruz S.
Muchas felicidades Doctora, desde que tuve la oportunidad de conocerla siendo su alumno, nos inculcó que tanto en el ámbito profesional como en la vida diaria nuestro desarrollo conlleva un constante aprendizaje, en donde adquirimos herramientas que nos permitirán entre otras cosas resolver problemas y servir a la sociedad, aprovechando la oportunidad le agradezco nos haya orientado y facilitado el conocimiento de las normas y lineamientos a seguir como profesionistas e individuos en la sociedad a la cual pertenecemos, y coincidiendo con usted, si se extraña mucho la convivencia con nuestros compañeros. Saludos cordiales
0

1000 Characters left