Con estricto apego a Derecho y en un marco de absoluta transparencia, actúa la autoridad central de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo en torno al pago de prestaciones a los trabajadores sindicalizados. La Casa de Hidalgo es respetuosa de los derechos de los trabajadores  y en ningún momento ha atentado contra las conquistas laborales plasmadas en el contrato colectivo de trabajo que se tiene signado con el SUEUM.

La Máxima Casa de Estudios de Michoacán se mantiene firme el ejercicio transparente de los recursos que se le asignan, en cumplimiento de la normatividad tanto a nivel federal como estatal y atiende los requerimientos de las instancias correspondientes, afirmó el rector Medardo Serna González.

Al sostener una reunión de trabajo con mandos medios y superiores de la UMSNH, indicó que en cumplimiento a los datos requeridos por la Auditoría Superior de Michoacaán en torno al padrón de beneficiarios del bono de ayuda sindical y de despensas, hace unos días se solicitó -por oficio- al Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana el padrón de socios registrado ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. La respuesta fue en el sentido de que no hay la obligación de entregar tal información a la parte patronal.

En consecuencia y por los canales formales, se procedió a solicicitar la información a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, órgano que mediante oficio del 9 de junio del presente año entregó a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo el listado en referencia, mismo que fue sometido a una exhaustiva revisión por parte del equipo jurídico y administrativo.

Resultado de lo anterior, fueron detectadas diversas inconsistencias en alrededor de 150 nombres en la lista referida, las cuales van desde duplicidad y existencia de personas que ya causaron baja de la nómina nicolaita por renuncia, liquidación o defunción.

Con base en ello y con el soporte jurídico correspondiente, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo entregará el bono de ayuda sindical y despensa alimenticia a las personas que deben recibirlo, evitando caer en irregularidades que puedan ser constitutivas de observaciones por una autoridad superior.  

La base es el listado oficial depositado por el SUEUM ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, sin que sea responsabilidad de la autoridad nicolaita los casos de personas no relacionadas en los documentos oficiales por parte del Sindicato.

Con relación al pago de la despensa que se entrega a los empleados de la Universidad Michoacana, la autoridad universitaria procedió a dar mayor transparencia al proceso y sometió a licitación pública la adquisición de los artículos que componen los paquetes que cada mes se entregan, resultando ganadora una empresa distinta a la que surtía los productos.

En lo sucesivo, a cada trabajador se entregará de manera personalizada el correspondiente vale para que recoja su despensa, siendo la base el padrón antes mencionado, por lo que no hay argumentos para afirmar que se haya negado por parte de la autoridad universitaria la prestación. Si existe algún empleado que no aparezca en el padrón, deberá solicitar a su dirigencia sindical su inclusión en el listado el cual ha de ser depositado ante la JLCA donde deberá ser revisado cada tres meses como establece la ley para comprobar su autenticidad.

El rector Medardo Serna González afirmó que el procedimiento está apegado a Derecho y es transparente, cumpliendo así con los requerimientos establecidos por la normativa tanto federal como estatal por lo que en ningún momento se atenta contra los derechos de los trabajadores.

La información que da sustento a la decisión tomada por la autoridad universitaria es pública y está disponible para su cotejo que permita comprobar lo afirmado.